Meditación

17 de abril

Ss. Landricio ab; Elías, Pablo, Isidoro, Mapálico, Marciano, Fortunato, Hermógenes mrs; Inocencio, Pantágato obs; Pedro de; Esteban, Roberto abs; Acacio cf; Aniceto p.

lntroito

Madre tan noble de naturaleza, tan perfecta de gracias, como convenía a su excelsa Majestad (S. Bernardino).
Arca de piedad, siempre abierta al pobre y al menesteroso, en cuyas almas vierte con larga mano inagotable tesoro (El Sabio Idiota).
Resplandeciente columna de fuego, iluminándonos a todos y al mundo universal con los esplendores de su misericordia (S. Buenaventura).
Imitación fidelísima de Cristo, de cuya vida y virtudes fue tan acabado espejo, que arroba en asombro los cielos (S. Bernardino).
Árbol de salud, en cuyas manos brotó tan regalado fruto, que en el perdido y desahuciado humano linaje hizo rebosar vida divina (El Sabio Idiota).
Mente sumergida en mares de luz divina; abrasada perpetuamente en hogueras de amor (S. Juan Damasceno).
Aurora por quien amanece en las almas la clara luz de la gracia (Sta. Brígida).
Recreador perfume de mirra, que habiendo llegado hasta el trono del Señor, lo atrajo y le inclinó a encerrarse en su cuerpo (Sta. Brígida).
Iris que circunda el trono del Altísimo (Ernesto de Praga).
Alborada del suspirado día de salud, por quien tuvieron fin las tinieblas de la noche de tantos siglos (Hugo de S. Víctor).

Meditación: JESÚS INSTITUYÓ LA EUCARISTÍA PARA RENOVAR SU ENCARNACIÓN

Fue prodigioso, sin duda, el decreto de la Encamación; pero en aquel mismo divino Consejo, del que aquel decreto emanaba se determinó también que el Verbo humanado se quedase en la Eucaristía para unirse infinitas veces con los hombres. La primera Encamación se efectuó en un solo lugar y con una sola Humanidad, de manera que Dios hecho Hombre se encontraba en un solo punto de la tierra. Mas, no satisfecho el Amor divino, obligó a Jesús a encarnarse en cierto modo en tantas naturalezas y en tantos lugares como son las personas que comulgan y los altares donde su Cuerpo es consagrado.

Jesús no quiso que solamente el portal de Belén fuese testimonio de sus esposorios con nuestra flaca y terrenal naturaleza: fue tal enamorado desde que la tomó en las entrañas purísimas de María, que luego creó la manera de unirse con ella continuadamente. Un hombre se pasma de ver cómo Dios, después de haber creado al hombre y de haberle infundido un alma sutil y espiritual, imagen suya viviente, pensó aniquilarlo como arrepintiéndose de haberle dado el ser. Y mirad bien: en la formación del hombre había intervenido toda la Trinidad Beatísima con tanto interés y delectación, que nos dice Tertuliano que puso en ello -si puede hablarse así todo el miramiento e ingenio.

Pero no lo hizo así Nuestro Señor después de haberse unido con aquella humanidad nuestra caída, porque estuvo ten lejos de arrepentirse de ello, que instituyó un Sacramento, en el que se uniera innumerables veces a nosotros. Quiso el Verbo divino tomar una naturaleza creada y salir del Seno del Padre celestial, donde estaba desde el principio sin principio de la Eternidad. Y siendo como era la naturaleza angélica más perfecta y más noble que la humana, no quiso ser Ángel, sino Hombre. Y si es esta cosa digna de admiración, ¿cómo no lo será ver al Rey de la Gloria unirse cada día a nuestras almas e incorporarse a ellas de tal modo, que no dudase San Cirilo al decir que el Sacramento de la Eucaristía nos hacemos un mismo cuerpo y sangre con Jesucristo?

Es de creer que todos los ángeles se admiran al pie de nuestros altares, viendo los excesos de amor que su Monarca tiene con esta frágil humanidad; y que si fuesen capaces de envidiar, les atormentaría ver que no han obtenido nunca una finura tal por parte de su Creador.

Los ángeles dicen que, en el portal de Belén, adoraban a nuestro Rey, revestido de carne mortal, recostado en unas pobres pajas, llorando dentro de un establo, pero en brazos de nuestra divina Princesa, acariciado por la más amante de todas las madres. Y ahora lo vemos ·transformado en alimento de los hombres, estableciéndose en unas almas de ingratísimos pecadores. A nosotros -dicen los ángeles- que por Él nos quemamos en un continuado incendio de amor, no nos ha concedido una sola vez lo que se ofrece cada día, espontáneamente a la vileza humana. ¡Oh si nos fuese posible recibir también el Cuerpo de Jesucristo! Cierto es que nuestra naturaleza inmaterial está en todo momento adentrada en aquella Esencia divina; pero de esta nueva y amorosísima unión sacramental con la Carne y la Sangre de Jesús, no nos han favorecido. Esta unión admirable, esta Encamación Eucarística, se ha guardado a los hombres. ¡Oh polvo y ceniza, ensalzada y divinizada por Dios! ¡Oh amor infinito de Jesús, que no satisfecho aún con haberse encamado en el Seno de María, lo hace cada día, sacramentalmente, en el corazón de las miserables criaturas.

Oración

Dios te salve. Tú eres aquella Reina del Cielo que resplandeces como la mañana que se levanta, hermosa como la luna, escogida como el sol, y terrible a los demonios como los haces de los reales bien ordenados. Dame, Señora, que entre las tempestades de esta vida siempre tenga los ojos en ti; para que, despreciadas todas las cosas visibles, contemple aquellos hermosos deleites y deleitables hermosuras de las moradas eternas. Dios te salve, estrella resplandeciente, y clarísima lumbrera María, de· quien nació el Sol de justicia, Cristo nuestro Salvador. Tú eres virgen sobre toda hermosura hermosa, tú; eres madre sobre toda honestidad graciosa, que con benignos ojos miras a los hijos de la Iglesia donde quiera que estén por todo el mundo. Tu dulce nombre recrea los cansados, tu sereno resplandor alumbra los ciegos, el suave olor de tus virtudes alegra los justos, el bendito fruto de tu virginal vientre harta los bienaventurados. Tú después del Señor eres la primera que mereces todos los loores de los ángeles y de los hombres. Ruega por mí, Señora: para que ayudado con tus ruegos merezca ver al Dios de los dioses, y a ti, Señora de las señoras, en Sión: que es la gloria perdurable (Vble. P. Luis de Granada).

About the author

Noticias Cristianas

A %d blogueros les gusta esto: