Artículo del día

¡GRACIAS, PAPA FRANCISCO!

Written by Jaime Solá Grané

Gracias por el Año de la Misericordia que acaba de terminar. La Iglesia, por iniciativa del Papa Francisco y de los Obispos, decretó un año jubilar, de gozo para toda la Cristiandad.

Del inagotable tesoro de indulgencias de la Iglesia, infinito por los méritos de Jesucristo, el Papa quiso un derramamiento excesivo de gracias sobre la Humanidad. Primero por los que más sufren, las Almas del Purgatorio. Muchísimas, esperamos, hayan dejado de sufrir y se hayan unido al Amor Eterno de Dios. Primer beneficio de este Año Jubilar terminado.

Después, el gozo de la Iglesia militante que ha intensificado la práctica de todas las Obras de Misericordia. De ahí viene la insistencia del Papa y de los Obispos para “amar a todos los hombres” y “por la opción preferencial por los pobres”.

Y por último, el gozo de la Iglesia triunfante, por el indudable incremento de la gloria accidental de Dios y de los Santos.

Inspirado sin duda por el Espíritu Santo, el Papa Francisco ha insistido más en los efectos que en la causa de la Misericordia. La causa de donde dimana toda ella es EL AMOR INFINITO DE DIOS AL HOMBRE. La obligación que se nos exige en el Primer Mandamiento es solo una consecuencia de esta Causa. Lo esencial es la convicción profunda de que Dios ama al Hombre y en consecuencia, el amor a todos los hombres como formando parte también del Primer Mandamiento.

Creo que con solo esta convicción, el amor de Dios, se logrará que el gozo JUBILAR no termine en noviembre de 2016 sino que sus efectos se prologuen en corresponder al amor divino, en el amor a todos los hombres y en la opción preferencial por los pobres.

Gracias Espíritu Santo, gracias Santo Padre.

 Jaime Solá Grané

About the author

Jaime Solá Grané

A %d blogueros les gusta esto: