Artículo del día

DAR, NO DARSE…

Written by Jaime Solá Grané

Me maravilla la generosidad de los que dan la ropa usada, o los muebles inservibles, o los zapatos que aprietan demasiado. Es la generosidad de lo que estorba.

A veces de lo que nos sobra.

Pero, ¿ha visto usted a algún cristiano dar el dinero que le sobra? Es heroico arrancar dinero a un cristiano.

Con la teoría de que es mejor DARSE que DAR ¡cuántos voluntarios se dan, cuántos ancianos, con cuentas bancarias bien saneadas, ofrecen alguna hora de ocio… pero ni un euro!

Quizá tendríamos que cambiar el chip: No tanto “darse” y en cambio dar más.

Más dinero, sí digámoslo claramente: DINERO.

Los misioneros conocen bien el drama de pedir aquí unas migajas de dinero, -que en su misión es una fortuna-, y a apenas obtienen respuesta. Al final tendremos que decir a los de “misa diaria”:

-. Misa bien, pero dinero mejor.

(Seguro que les faltará tiempo para tratarme de hereje, de que no comprendo el valor de la Santa Misa…)

Una vez más puede que me equivoque, pero no basta decir: Señor, Señor… O sea, lo dijo Jesús, no salvará la palabra sola sino la acción.

La limosna que en forma de dinero se da al misionero es lo agradable a Dios; no los ayes que exclame uno sentado cómodamente en un banco de la Iglesia, a poder ser con calefacción o refrigeración, según el tiempo.

Por cierto ¿por qué los sacerdotes en su predicación no hablan más clara y  rotundamente del deber de dar DINERO?

Jaime Solá Grané

About the author

Jaime Solá Grané

A %d blogueros les gusta esto: